Amaneció

Estándar

 

El Caballero de la Triste Figura escribió un maravilloso post de despedida en su blog. Entonces… me acorde de esta habitación azul, que de tanto tiempo cerrada, se volvió como el tono de esa película que ya casi no recuerdo: azul oscuro casi negro.

Nunca pensé sentirme tan extraña volviendo a entrar en la habitación. Abro la puerta despacito, casi con miedo. Sigo siendo Lucia pero aprendí a serlo de un modo tan diferente que ahora aquí no me siento cómoda. Por momentos me siento tentada a seguir los pasos de mi vecino de blog argentino y pronunciar yo también ese “chau” decidido y sin vuelta atrás.

Pero entonces me detengo a releer algunas entradas y llego a la conclusión de que aún queda mucho de lo que fui aquí.Lo que fuimos que no debimos ser nos ayuda a recordar que necesario es crecer y no volver a caer en errores o conductas que nos arrastran hacia la crisis. Pero en medio de todo eso que no debimos ser brilla reluciente lo que fuimos y debemos seguir siendo. Me basta leer los comentarios que dejáis en las paredes de esta habitación para darme cuenta que no puedo cerrar así sin más ni tampoco seguir prolongando este silencio ni acumulando telarañas en el techo.

Pasaron muchas cosas en mi ausencia fuera de esta habitación. Todas me ayudaron a crecer. Aunque, a veces, crecer  implica pasarlo mal al final siempre amanece. “Pronto amanecerá” titulaba la ultima entraba de este blog hace más de un año aún sin estar segura de ello. Pero, al final, amaneció y hoy llegó el momento de volver a entrar aquí. Es imposible explicar cuantas cosas se sienten, como cambia tu perspectiva del mundo cuando  te decides firmemente a arrojar el exceso de equipaje.

Mis huéspedes literarios, mis visitantes virtuales y las propias palabras que yo misma escribí aquí han terminado por convencerme.

ME QUEDO

Aún no se si en una habitación vecina o en esta misma. Si me quedo, sin duda, necesito hacer reformas. Lo importante es que vuelvo y que a medida que escribo vuelvo a sentirme cómoda escribiendo.

Gracias a todos los valientes por seguir leyendome y escribiendome durante este intenso y fructifero año.

Lucía…

… después de saltar por fin por la ventana¡ 🙂

Anuncios

»

  1. ¡No sabes cuánto me alegro de que hayas vuelto! 🙂

    Hoy como otro día de tantos que mi corazón tiene ganas de volar navego por tus textos en busca de la inspiración que me sueles proporcionar, ¡qué buen regalo de navidad ver una nueva entrada tuya! 🙂

    ¡Feliz Navidad Lucía! Aquí estaré yo, leyendote 🙂

  2. Descubrí tu blog por casualidad hace unos meses.
    Acto seguido, lo enlacé a mis blogs porque, aunque estuviese cerrado, pensé que merecía la pena leerlo poquito a poco. Y ahora, ¡Tachán!, me aparece el aviso de actualización. Y no sabes cuánto me alegro. Me apetece leerte en vivo y en directo. 🙂

    Ánimo.
    Recoger la habitación después de un largo viaje no es fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s