Declaración de intenciones (II parte)

Estándar

nina-copia.jpg

Yo quería ver siempre ese lado de la vida. Deseaba encontrármela así en cada amanecer: armónica, bella, llena de fuerza y de plenitud.

 Yo quería una libreta de hojas infinitas en la que  escribir sin parar. Una libreta de ilusiones renovadas, de sueños sin desgastar.

Yo quería no creer sólo en lo certero pues actuar siempre sobre seguro es de cobardes.

Yo quería volver  a escuchar la carcajada de aquel niño desconocido que un día cualquiera puso magia en lo cotidiano; volver a aspirar el siempre maravilloso olor a tierra mojada que embriaga el ambiente tras un chubasco repentino; volver a ver  los hoyuelos de tu sonrisa y volver a sentir esos fuegos artificiales que explotan en mi corazón cuando sin esperármelo te miro y veo en tus ojos que eres tú y sólo tu quien debe estar ahí.

Yo quería no rendirme nunca. Quería luchar diez, cien, mil, un millón de veces, antes de  dar la razón a los ladrones de sueños. ¡Adelante, siempre adelante¡, como dice ese viejo poema que lleva años presidiendo desde la pared de una de las habitaciones de mi casa.

 Yo quería sentir para siempre el reconfortante consuelo de tu abrazo y reconfortar a los que me quieren con los míos.

 Quería seguir siendo tu Amelie particular, esa que monta en exclusiva un musical improvisado para ti en mitad de una de nuestras madrugada ( de esas que nunca quiero perderme contigo).

 Querría tener cada mañana una idea extraordinaria y saber hacerla realidad.

 Querría cantar muchas veces más esa famosa canción de los sesenta mientras conduzco y cinco personas más gritan al unísono “¡¡un rayo de sol¡¡”. Querría que siguieras siendo ese rayo de sol que alumbra cada uno de mis amaneceres.

 Me senté en el centro del mundo y deseé todas estas cosas. Esta mañana encontré esa libreta de sueños repleta de hojas en blanco. Así que.. voy a empezar a escribir 🙂

Anuncios

»

  1. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s