Refresco de Marzo

Estándar

“” Cuando la situacion mundial me deprime, pienso en un aeropuerto.
Dicen que vivimos en un momento de odio y egoísmo…pero yo no lo veo así. Yo creo que el amor nos rodea, puede que no siempre sea algo digno de las noticias, pero siempre está. Entre padres e hijos, madres e hijos, hombres y mujeres, novios, novias, viejas amistades. Ninguna de las llamadas desde los aviones de las torres gemelas fue de odio o de venganza…fueron mensajes de amor.
Si lo buscan, se darán cuenta, que el amor…efectivamente nos rodea. “”

De la película Realmente Amor.

refresco1.JPG

Vuelvo a mi acogedora habitación azul. Las prisas, eternas prisas, borraron mis firmes intenciones de no descuidarla ni un solo día. Debería haberme escuchado más a mi misma cuando dije: mi mayor intención es no tener intenciones.

Pero el caso es volver y una siempre retorna a aquellos lugares que le hacen sentir bien. Vuelta al mundo de los blogescrituras y los cibersentimientos: pedacitos de mi vida repartidos por cada rincón de esta imaginaria habitación.

Si miro por esta ventana que dejé abierta, aparte de un potente aire que me recuerda a mis felices tardes de infancia en los luminosos inviernos de Almería, veo tantas cosas buenas que las malas parecen hacerse pequeñitas como un objeto cayendo precipicio abajo que se aleja cada vez más. Lo veo caer hasta que desaparece y entonces sonrío.

Me gusta esta metáfora. Os la regalo. ¿No os parece buena idea hacer eso con todos vuestros miedos e inseguridades? Decirles adiós desde arriba con un pañuelo y cuando no exista ni rastro de ellos daros la vuelta y correr contracorriente con la única dirección del viento: sólo a aquellos sitios que os llenen de felicidad, sólo hacía aquellas personas que os hagan sentir bien, que os regalen sus “ratitos de arte”.

Y eso que hoy en día parece casi pecado ser feliz. “Cuánta gente mala hay”, “Cómo está el mundo”… ¿Seguro que a ti, que estas leyendo estas líneas te suena alguna de estas frases asociadas a esas sobremesas en las que la pequeña pantalla nos muestra un mundo de odio y violencia constante. O quizás te parezca que no necesites mirár una pantalla para encontrar dificultades, que te baste con mirarte a ti mismo.

Decir decir que tu vida puede ser maravillosa si te lo propones o que el mundo aún tiene arreglo puede sonar demasiado idílico o imposible pero, a veces, olvidamos que esa otra cara de la moneda esta ahí delante,…

Lo que ocurre es que es más fácil quejarse que luchar por ser feliz.

Es bueno ser consciente de que el mundo no es de color de rosas pero también es bueno, de vez en cuando, apagar la tele y, comprobar, por uno mismo que también hay gente buena, mágica, especial,… Comprobar que el mundo no sólo está lleno de rencor sino también de poesía.

Conozco a algunas personas de este tipo aunque tengo a mi preferida: el chico de las zapatillas, el profe de astronomía, el gitanillo de las noches sin luna, el sol de esta habitación… Y además de este motivo podría citar muchos más que justificaran que, hoy , quiero por encima de todo mostrar mi lado más positivo.

Ya lo dijo Paz Vega en su papel de Lucía.

Me voy a morir de tanto amor.


Anuncios

»

  1. Que tal Luci??? “La primera ventaja es que cuando el cuento llega al final no se acaba sino que se cae por un agujero y el cuento reaparece en mitad del cuento. Ésta es la segunda ventaja, y la más grande, que des de aquí se le puede cambiar el rumbo, si tu me dejas, si me das tiempo.” Asique ya sabes, ya te lo he dicho. Este es mi secreto. Por eso cada momento entre tu y ese afortunado del que hablas es, ha sido y será maravilloso. Porque el gitanillo astronomo, el de las zapatillas marrones con una fraja naranja, ese al que llamas sol,¿ya sabes a quien me refiero?…lo tienes?? Todos los momentos en los que estais juntos son siempre una parte del cuento en las que las páginas se iluminan gracias a tu luz. Y si la cosa se tuerce pues no problem, cambiais el rumbo del cuento, lo reescribís y empezais por donde lo dejasteis…
    Espero seguir viendote por aquí Lucía.Y seguiré suspirando por ti…que envidia me da ese tio…besos azules.

  2. Efectivamente el mundo nos regala pequeños trozos deshilachados de belleza, a veces tan unidos y cosidos al dolor que apenas se distinguen, pero prestando atención se perfila nítidamente el contorno de la poesía, de la frase o del gesto que te alegrara el día. Ocurrirá en un segundo, en un minuto o esbozará un intento de ocultarse en la presencia, apenas un parpadeo que sólo los más ágiles captaran. Sea como fuere quiero regalarte uno de esos momentos. Allá voy, ujummm (espera que me estoy aclarando la voz, ujummmm jmmm, ya…) es de una película de Jean Claude Lauzon “Léolo” (una película muy especial para mi) ya que he visto que te gustan las referencias a pelis:

    “Con las brasas del ensueño no me quedan más que cenizas de una sombra de la mentira que tu misma me habías obligado a oír. Y la blanca plenitud, que no era como el viejo interludio. Y sí una morena de finos tobillos, que me clavó la pena de un pecho punzante en el que creí. Y que no me dejó más que remordimiento de haber visto la luz nacer sobre mi soledad”.

    Saludos

  3. Sin más, navegando, vi a lo lejos una ventana en la que el sol reflejaba su luz y reflectaba un azul lleno magia. solo quería darte la enhorabuena por crear un lugar tan bello.

    me alegró leer tu mundo, me ha hecho sentir .. me ha dado ganas de seguir luchando; de seguir siendo un soñador.

    sin más, te deseo mucha suerte con tu corazón y con este lugar mágico. saludos desde nunca jamás

  4. ¡Qué bien haces, Lucia, resistiéndote a perder la virginidad, tu idea positiva sobre la bondad del mundo -que la hay-. Desbordas amor, y te honra.

    Lucia, te tengo en mi mente pero al cambiar de ciudad, casa y centro de trabajo, no estoy totalmente instalada, ni tengo Internet en casa. Por lo que navegar y visitar páginas amigas lo que tengo complicado. Aún así, hoy he tenido un rato. ¡Feliz y creativa Semana Santa!
    ¡Adelante! No te olvides nunca de saltar por la ventana.

  5. Hola Lucy,

    Tanto tiempo, pero no puedo dejar pasar la oportunidad. Dices en tu post que “hasta parece pecado ser feliz”. Bueno pue sí, para la sociedad es pecador quién es feliz; Freud en “El malestar de la cultura” habla de aquellos que buscan ser felices a pesar de la sociedad, esos son el malestar de esa sociedad. Pero no hay que desanimarse, hay que buscar ser felices, la infelicidad no debe tener cabida en nuestro mundo, prefiero ser feliz, aunque la sociedad me haga a un lado.

    Un bichobeso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s